Recolección de semillas de ortiga: todo sobre la recolección, el secado y el efecto

Recolección de semillas de ortiga: todo sobre la recolección, el secado y el efecto

Las semillas de ortiga son un valioso remedio en naturopatía. Pueden utilizarse para numerosas dolencias y tienen además muchas otras propiedades positivas. En este artículo aprenderás todo sobre las semillas de ortiga, desde su recolección hasta su secado y sus efectos. Son un ingrediente popular en muchos remedios y cosméticos. A menudo se recogen para aprovechar sus valiosos ingredientes. Las semillas de ortiga se pueden recoger fácilmente por uno mismo. Lo mejor es recogerlas a finales del verano o en otoño.

Ortiga: ¿qué tipo de planta es?

La ortiga es una planta fácil de cuidar que se encuentra en Europa, el norte de Asia y América del Norte y crece en casi todos los jardines. Las semillas de la ortiga son muy útiles y pueden utilizarse para muchos fines diferentes. Contienen muchos ingredientes valiosos que son muy útiles para la salud.

La ortiga (Urtica dioica) es una planta que puede crecer hasta 2 m de altura. La planta tiene hojas verdes y lanceoladas y flores amarillas. La ortiga es una planta muy útil: sus raíces se pueden beber como sustituto del café, las hojas se pueden comer y las semillas se pueden utilizar para hacer aceite o polvo. La mayoría de la gente conoce la ortiga como una planta molesta que crece en los caminos y en los huertos. En nuestras latitudes, la ortiga no es una planta natural, sino, por desgracia, una mala hierba.

Secado de ortigas: ¿cómo se hace?

Las ortigas son un ingrediente popular en muchos platos y recetas. Pero, ¿cuál es la mejor manera de secar las ortigas para que no pierdan su efecto?

Si recoges ortigas, debes secarlas a la sombra, pues de lo contrario perderán su color verde. El mejor momento para secar las ortigas es a primera hora de la mañana o a última de la tarde. Primero corta las ortigas en trozos pequeños y colócalas en un paño o rejilla. Dejar secar las ortigas en un lugar ventilado para que no se enmohezcan. Al cabo de una semana, las ortigas deberían estar completamente secas. Luego puedes ponerlos en un frasco o en un vaso de precipitados.

Sobre los nutrientes de las semillas de ortiga y su efecto.

Hierro

Uno de los nutrientes más importantes de las semillas de ortiga es el hierro. El hierro es importante para la producción de hemoglobina, la proteína que transporta el oxígeno en las células del cuerpo. Las semillas de ortiga son una buena fuente de hierro y pueden ayudar a prevenir o tratar la anemia.

Antioxidantes

Por ejemplo, los fenoles son compuestos antioxidantes que pueden proteger al organismo de los radicales libres dañinos. Los flavonoides, por su parte, pueden reducir el riesgo de enfermedades cardíacas. Los antioxidantes protegen las células del daño de los radicales libres y pueden reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, cáncer y enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer y el Parkinson.

Fibra

La fibra dietética ayuda a mantener el funcionamiento del tracto intestinal y puede reducir el riesgo de enfermedades cardíacas y otras enfermedades crónicas.

Otros nutrientes

también contienen mucho calcio, necesario para tener unos huesos sanos y un sistema inmunitario fuerte. También son ricas en vitaminas C, E y K y en varias vitaminas del grupo B.Sin embargo, las semillas de ortiga no sólo tienen beneficios. En dosis bastante elevadas, las semillas de ortiga pueden provocar náuseas, vómitos, inquietud y nerviosismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Ir arriba