Las plantas de lavado y sus efectos curativos

Las plantas de lavado y sus efectos curativos

En la naturaleza crecen muchas plantas que pueden utilizarse para fabricar detergente. Entre ellos se encuentran el castaño de indias, la hierba de jabón y, como no podía ser de otra manera, la hiedra venenosa. Estas plantas contienen sustancias jabonosas naturales que pueden convertirse en limpiadores orgánicos, detergentes naturales y productos de limpieza y lavavajillas. El problema de los detergentes actuales es la química. En nuestras aguas residuales, el 40% de los contaminantes proceden de los detergentes y productos de limpieza. Las sustancias químicas de los detergentes modernos no pueden eliminarse por completo en las plantas de tratamiento de aguas residuales, por lo que dañan el suelo, las masas de agua, incluida la vida acuática, las plantas y a nosotros, los humanos. El nonilfenol es una de estas sustancias y se encontró en un estudio de 60 alimentos controlados en todos ellos. Desde las manzanas hasta los alimentos para bebés, pasando por la mantequilla. Sí, el nonilfenol se descubrió incluso en la leche materna.

Por esta razón, la humanidad debería recapacitar y preferir arrancar algunas plantas en lugar de cambiar y destruir el mundo animal y vegetal con productos químicos. Además, estos productos naturales son mucho más saludables para la piel y también tolerables para los niños, las personas con piel sensible, neurodermatitis, psoriasis y alergias. La sola idea de pasear por el bosque con amigos o familiares, recogiendo castañas y recogiendo hiedra es más atractiva que ir a la tienda y comprar remedios perjudiciales para el medio ambiente y de olor antinatural por un dinero caro. Intentemos minimizar nuestra huella ecológica juntos y trabajemos por un mundo mejor.

Las plantas de lavado contienen saponinas, que son las sustancias jabonosas naturales (lat. sapo = jabón). Estos tensioactivos naturales que producen espuma ablandan el agua y disuelven la grasa y la suciedad. Las saponinas son conocidas por su efecto limpiador, suavizante, expectorante y desinfectante. Si las sustancias jabonosas permanecen en la ropa después del lavado, esto no es un problema en absoluto. Son hipoalergénicos (no provocan alergias), desinfectantes, antiinflamatorios y calmantes. Sus propiedades curativas también se utilizan en medicina: El castaño de indias ayuda en las dolencias venosas, la hiedra en la tos y la jabonera en las infecciones víricas. Debido a su efecto suave, también puede utilizarse para limpiar el cuerpo, el cabello y la cara. Los residuos de las plantas de lavado tras el lavado pueden reutilizarse como abono.

Todas las ventajas resumidas:

  • lavar sin sintéticos
  • práctico para la ropa de color y sensible
  • económico e inodoro
  • Adecuado para todo tipo de pieles (incluidos los niños)
  • contienen un efecto curativo
  • Lavar más barato
  • las plantas vuelven a crecer
  • ¡sostenible! 100 % degradable de forma natural
  • vegano; proteger la flora y la fauna
  • reducir la huella ecológica

Conocimientos prácticos:

  • sólo recoja plantas que pueda identificar claramente
  • recoger sólo partes de plantas limpias y sanas
  • Evitar los lugares donde se rocían pesticidas y productos químicos
  • NUNCA coseche la planta entera; deje al menos 1/3 de la planta para los demás habitantes de la naturaleza.
  • sólo recoja lo que realmente necesita

Materiales / Equipos:

  • Recipientes: tarros altos, tarros y botellas enroscables, recipientes con dispositivo de vertido, ollas (1-3 litros)
  • Picar: cuchillo, batidora y batidora de mano; una batidora de alta potencia es adecuada para la castaña de indias.
  • Tamices: tamices finos , filtros de té y filtros de café
  • Envases: se recomiendan los envases reciclados, como las botellas atomizadoras (frascos de spray), los frascos, los contenedores grandes para almacenar las plantas de lavado en polvo, las bolsas de tela para el lavado.
  • También necesitarás: una tabla de cortar, una balanza, un embudo y cucharas.

Antes de empezar, desinfecte las manos, la superficie de trabajo, los accesorios y el embalaje con un 40% de alcohol.

Textiles adecuados / ropa blanca – ropa de color

Las plantas de lavado van en armonía con todas las fibras naturales como el algodón, los tejidos de cáñamo, el lino, la lana y la seda. En cuanto a las prendas funcionales y las microfibras: siga las recomendaciones de lavado del fabricante; los detergentes sintéticos están pensados sobre todo para este tipo de prendas. Las plantas de lavado son especialmente adecuadas para los textiles de colores. Para lavar la ropa blanca, también se recomienda un detergente orgánico suave (la mitad de la dosis debería ser suficiente).

Eliminación de manchas y suciedad intensa

Las manchas y la suciedad más intensa deben tratarse previamente. El jabón de bilis vegano, el quitamanchas ecológico o el detergente ecológico de la tienda son adecuados para ello. Basta con humedecer un poco las manchas y luego rociar o frotar el quitamanchas y dejar que se absorba durante 30 minutos. Luego se lava la ropa como de costumbre. Para la suciedad más intensa, se recomiendan 2 cucharadas de sosa para lavar o un detergente orgánico suave (media dosis) de la tienda por ciclo de lavado. Se recomienda dejar la ropa en remojo durante toda la noche; de este modo, la suciedad puede disolverse con unos pocos productos químicos.

Rendimiento y dosificación de las plantas de lavado

Las instalaciones de lavado pueden utilizarse con frecuencia para lavar, por lo que la potencia de lavado disminuye con cada ciclo de lavado. Puede encontrar más detalles en las descripciones de las plantas respectivas. Para cada ciclo de lavado, la lavadora debe estar llena en 2/3 partes.

Temperatura de lavado / Programas de lavado / Agua dura / Suavizante / Aromatizar la ropa

La temperatura óptima de lavado está entre 30 y 50 °C. Preste atención a las recomendaciones del fabricante. Por favor, no lave a más de 60º, ya que las temperaturas superiores pueden hacer que los taninos de las plantas se disuelvan más y fijen las manchas y la suciedad en el tejido. Son adecuados los programas de lavado normales y los programas de agua plus. Los programas exprés necesitan proporcionalmente más energía y detergente, por lo que no son muy adecuados. Las plantas de lavado son de fragancia neutra. Pero si prefieres que tu prenda esté perfumada, puedes mezclar entre 5 y 10 gotas de un aceite esencial 100% puro con 50 ml de vodka y ponerlo en el compartimento del suavizante. O tal vez, guardar una bolsita de hierbas aromáticas en el armario.

Castaño de Indias: el castaño de indias ecológico autóctono

La nuez de jabón de la India es un remedio muy conocido aquí, pero mucha gente no sabe que las semillas del castaño de Indias, con un 8-15 % de saponina, tienen un poder de lavado similar. Con el castaño de indias se pueden realizar 2-3 lavados, por lo que el contenido de saponina disminuye por cada lavado. Un kilo de polvo de castañas cubre las necesidades anuales de detergente de una persona y sustituye a 8 kg de detergente convencional. Comparando un detergente de la tienda y el detergente de castaño de indias, el detergente químico es 8 veces más perjudicial para las algas y de 100 a 1000 veces más perjudicial para la vida acuática que el detergente de castaño de indias.

Recogida y tratamiento:

Las semillas del castaño de Indias pueden confundirse con los frutos comestibles de la castaña dulce, que, sin embargo, no contienen sustancias jabonosas. Las castañas de Indias miden entre 3 y 5 cm de altura, tienen una superficie lisa y brillante y son de color marrón rojizo. En el lado ancho tienen una gran mancha blanca, que es mate y ligeramente tomentosa. A partir de mediados de septiembre puede ir en busca de las semillas marrones. La cáscara debe estar intacta y no tener grietas.

Las castañas de Indias recogidas deben procesarse lo más frescas posible, ya que las castañas secas se vuelven muy duras y sólo pueden procesarse con equipos potentes. Sin embargo, si los almacena durante un tiempo, debe darles la vuelta con regularidad.

Limpio: Sólo hay que lavar las castañas con agua y secarlas bien poco antes de seguir procesándolas.

Trituración: Las semillas son relativamente grandes y duras y, por lo general, no son adecuadas para los utensilios de cocina convencionales. Por lo tanto, primero hay que cortar en trozos de 1 cm con un cuchillo.

Pulverizar: Después de procesar con el cuchillo, pulverizar los trozos pequeños en un procesador de alimentos, una picadora múltiple o una picadora de carne. Las máquinas eléctricas diseñadas, como las batidoras profesionales, las trituradoras de hielo y las picadoras, también pueden transformar las castañas enteras y secas en polvo sin necesidad de picarlas previamente con un cuchillo.

Secado: Dejar secar en un lugar cálido, aireado o soleado, dándole la vuelta de vez en cuando. Se recomiendan rejillas y paños bajo los que pueda entrar el aire.

Almacenamiento: Llena el polvo de castañas de indias secas en un frasco hermético y ya está. A temperatura ambiente, el polvo puede conservarse durante varios años.

Detergente líquido de castaño de Indias:

Ingredientes: 50g de polvo de castaña de Indias y 1L de agua

Preparación: Llene el polvo seco con agua en un recipiente alto y mézclelo con una batidora, luego filtre el extracto de castaño de Indias con un colador fino. Vierta el elixir transparente resultante directamente sobre la ropa en el tambor de lavado. Si el agua es dura, añada 50 ml de vinagre natural al compartimento del detergente y lave como de costumbre. Secar al aire los restos de castañas filtradas, se puede utilizar para 2-3 cursos más.

Lavado con castañas frescas:

Ingredientes: 5-10 castañas de Indias frescas

Preparación: También puedes lavar tu ropa con castañas frescas. Para ello, hay que cortar las semillas en trozos de 1 cm, meterlas en una bolsa de tela o en un calcetín e introducirlas en el tambor de lavado. Si el agua es dura, añada 50 ml de vinagre natural al compartimento del detergente y lave como de costumbre. Tras el lavado, secar al aire la bolsa de castañas. Puedes repetir este proceso hasta 3 veces con las mismas castañas.

También puedes hacer lo mismo con el polvo de castañas secas. El mismo proceso, pero en lugar de las 5-10 castañas, ¡toma 50g del polvo de castañas de indias seco descrito anteriormente!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Ir arriba