¿Demasiado azúcar para el cuerpo?

¡Hola a todos los golosos!

«Ya estoy taaaan lleno, pero como «esto» está taaaan bueno, ¡todavía tengo que comer «esto»!
Lo escucho una y otra vez después de un rico plato principal, que suele ir precedido de una buena sopa.
Entonces el pastel, la crema, el pudín o cualquier otra cosa se «empuja» literalmente con entusiasmo. El estómago a menudo ya duele y da señales de parar: ¡estoy lleno, ya he tenido suficiente!
Pero a los niños, en particular, les encantan los dulces de todas las formas.
Nuestro organismo está más o menos cargado de hábitos alimentarios erróneos.
Muchos dulces reducen el funcionamiento de los órganos digestivos. Esto, a su vez, debilita la resistencia a las enfermedades.

El azúcar sobrecarga los órganos e inhibe el metabolismo. Esta alteración del estómago afecta a su vez negativamente a la actividad cerebral y, por tanto, a la capacidad de pensar y aprender.
Y sobre todo, los niños deben estar despiertos y alerta en la escuela.
Por lo tanto, evite el azúcar refinado, especialmente en el desayuno. Un muesli recién hecho con el Salzburger Flocker da a sus hijos, pero también a usted, mucha fuerza, ímpetu y energía para el día.

Su Berti

Carrito de compra
Ir arriba