Cómo ahorrar tiempo al cocinar (parte 2)

En
Contribución de la última semana
ya hemos compartido con usted consejos que ayudan a ahorrar tiempo mediante una buena preparación a la hora de cocinar. Porque estar bien preparado es a menudo la mitad de la batalla. Los consejos en pocas palabras: Abastécete de alimentos que tengan una larga vida útil y que te ahorren otro viaje al supermercado. Recoge las recetas para no tener que buscarlas antes de cocinar. Y que los platos sean sencillos: no siempre tiene que ser una comida elaborada de tres platos.

Hoy nos centramos en el ahorro de tiempo a la hora de cocinar y tenemos tres grandes consejos para ti:Cómo ahorrar tiempo al cocinar (parte 2)

  • Mantener el orden: Si mantienes tu cocina ordenada, puedes ahorrar mucho tiempo incluso mientras cocinas. Deje en la superficie de la cocina sólo los electrodomésticos que realmente utiliza. En este caso también cabe preguntarse si la posesión de uno u otro dispositivo es realmente necesaria.
    Guarde los alimentos similares juntos para saber exactamente dónde encontrar cada cosa. Quizá también te ayude -por ejemplo, con las especias- si etiquetas ciertos alimentos.
    Lava los utensilios usados o los demás utensilios de cocina mientras se están cocinando, por ejemplo, cuando la pasta está hirviendo, las verduras se están cocinando o un rebozado está subiendo.
  • Póntelo fácil: Póngaselo fácil incluso durante el proceso de cocción, por ejemplo, no pelando ciertas verduras cuya cáscara es comestible. Además, siempre se puede volver a las latas. Los tomates en conserva y los garbanzos en escabeche pueden abrirse rápidamente y utilizarse de inmediato. Puedes ahorrarte mucho tiempo si no cocinas con antelación.
  • Cocinar por 2 veces: Prepara una ración doble de inmediato No supone mucho trabajo extra durante la cocción, pero te ahorra una cantidad increíble de tiempo al día siguiente. Porque en lugar de meterte en la cocina y cocinar, puedes calentar el plato en casa o llevártelo al trabajo, a la universidad o a cualquier otro sitio. La congelación también sería una posibilidad. Y si no hay tiempo para cocinar, puedes salvarlo simplemente dejando que el plato se descongele o calentándolo.

Tal vez uno o dos consejos te resulten útiles y puedas llevártelos y ponerlos en práctica.

AQUÍ puedes seguir viendo el artículo de la semana pasada >>

Fuentes:

https://getreidemuehle.com/de/getreidemuehlen-blog/

https://www.dge.de/

https://www.bevegt.de/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Ir arriba