Amaranto: sin gluten y rico en hierro

El amaranto (o amaranto) no es un grano convencional. Aunque así se utiliza, pertenece a la familia de la cola de zorro y no a la de las hierbas dulces. Por ello, el amaranto también se denomina pseudocereal.

El amaranto existe desde hace mucho tiempo y era uno de los alimentos básicos de los incas y los aztecas. No sólo te hacía sentir lleno, sino que también se consideraba una planta con propiedades curativas.

Hoy en día, el amaranto no sólo se utiliza en forma de cereales. Las hojas de la planta de cola de zorro pueden prepararse y comerse como las espinacas. El sabor también recuerda a las espinacas.

El amaranto tiene un Muy alto contenido en proteínas. Contiene hasta un 19% de proteínas, mucho más que otros cereales. Se ha calculado que un kilo de este pseudocereal contiene tantas proteínas como 15 tazas de leche*. ácidos grasos insaturados.

El alto contenido en hierro del amaranto es especialmente beneficioso para las embarazadas y las mujeres durante la menstruación. Tiene un efecto antiséptico y antiinflamatorio.

Además, este pseudocereal tiene un alto contenido en vitamina C, minerales y fibra.

También hay que mencionar que este pseudocereal también contiene ciertos taninos, que pueden limitar la absorción de vitaminas y oligoelementos.

El amaranto no contiene gluten, por lo que también es compatible con los celíacos. En forma de grano, el amaranto es un cereal integral y tiene un sabor a nuez. Se puede cocer y utilizar como el arroz. Sin embargo, el amaranto también está disponible en forma de paletas y se añade a las masas de pasteles y panes, además de utilizarse en barritas y mueslis.

El amaranto también se utiliza como harina y también se puede moler con nuestros molinos de grano de Salzburgo. Para ello, es preferible utilizar los molinos Max Spezial, MT 12 y MT 18.

Al hornear con harina de amaranto, se recomienda mezclar la harina con, por ejemplo, harina de trigo, ya que falta el gluten.

En resumen, podemos decir que el amaranto tiene muchas propiedades positivas por su compatibilidad y su alto contenido en proteínas y hierro.

Es muy importante mencionar que también existe un aditivo alimentario con el número E 123, que también se llama amaranto. Pero esto no tiene nada que ver con el pseudocereal.

Si todavía quieres saber qué es la enfermedad celíaca, puedes informarte aquí: https://www.getreidemuehle.com/de/zoeliakie/

Fuentes:

Münzing-Ruef, I. (1999): Kursbuch gesunde Ernährung. La cocina como farmacia de la naturaleza. En Múnich: Zabert Sandmann GmbH

https://de.wikipedia.org/wiki/Amarant_(Pflanzengattung)

*Münzing-Ruef, I. (1999): Kursbuch gesunde Ernährung. La cocina como farmacia de la naturaleza. En Múnich: Zabert Sandmann GmbH, p. 265

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Ir arriba