Almacenamiento – Almacenar el grano adecuadamente

Para que su grano dure mucho tiempo y además no sea atacado por las plagas, sólo hay que tener en cuenta algunos puntos.
En realidad, sólo hay que pensar en cómo nos gusta vivir a los humanos: El grano debe poder respirar y le gusta que esté seco.
El almacenamiento húmedo provoca riesgo de moho. Si se almacena en un envase hermético, el grano se asfixiará, por lo que hay que guardarlo en bolsas de algodón o lino; también se pueden utilizar cajas de cartón resistentes. Se recomienda evitar los envases de plástico.
Cuando empaques en bolsas de tela, asegúrate de que no puedan entrar plagas en ellas, así que átalas bien.
También es importante mover las bolsas con regularidad: a las polillas y otras plagas les encantan los lugares acogedores y tranquilos.
Si mueves las bolsas con regularidad, será incómodo para los invitados no deseados.
Para ello, es aconsejable colocar las bolsas más grandes sobre rodillos.
Si llena el grano en recipientes más pequeños (por ejemplo, nuestros almacenes de lino), el grano se escurre constantemente por la parte superior y así se desplaza de forma óptima.

También es importante recordar que el grano con la fecha de caducidad más corta debe consumirse siempre primero y cambiarse por grano fresco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Ir arriba